Un molino harinero que marca la diferencia.

Recomendar!

En la localidad de Saladillo (Buenos Aires) se sabe que el molino harinero más significativo de su historia es el de la Sociedad Anónima Industrial Comercial Saladillo (SICSA), creado por Dorino Michelini en 1947 y que perdura hasta nuestros días como Cooperativa de Trabajo.Temprano a la mañana nos acercábamos de Moligran a brindar una capacitación de molinería como solemos hacer, sin saber que nos encontraríamos con un grupo tan ameno de trabajo.
SICSA nos convocó de común acuerdo entre todos los integrantes, lo cual no es frecuente dado que suelen convocarnos dueños directos de molinos o sus directores. A partir de las primeras recorridas por el molino, la planta de acopio y de iniciadas las charlas teóricas, se percibía un ambiente laboral diferente.

A qué se debe?

Cada uno de los asistentes, escuchaba y preguntaba atentamente las cuestiones técnicas con un entusiasmo contagioso.
Al ser una Cooperativa de trabajo, todos tiraban para el mismo lado. Sabían que las mejoras planteadas dependían del esfuerzo de cada uno, y a diferencia de otros casos, ellos son socios laborales y tienen participación en todas las decisiones. Eso les da sentido de pertenencia y compromiso mutuo con su trabajo.

Como logran ponerse de acuerdo?

Reconocen que no siempre es fácil, pero con las reuniones participativas y dando valor a las opiniones de todos, resuelven sus diferencias para el bien común, a veces cuesta un poco más si hay que planear cambios grandes cuando las diferencias en las edades de los socios son tan grandes, pero siempre logran el acuerdo.

Hoy día, hay más de 180 molinos harineros en Argentina, pero solo unos pocos son cooperativas de trabajo, al menos de 3 molinos reúnen estas características y SICSA es uno de ellos. Con una capacidad de molienda de 110 Tn/Día el molino abastece a su localidad, localidades aledañas y distribuye harina fraccionada en el conurbano bonaerense tomando cada día mejor posicionamiento dada su excelente relación (costo/calidad).

Como funciona una cooperativa?

Una cooperativa es una “asociación autónoma de personas que se han unido de forma voluntaria para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales en común mediante una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática”.
– Tienen como objetivo crear y mantener puestos de trabajo sustentables, para mejorar la calidad de vida de los socios trabajadores, dignificar el trabajo humano, permitir la autogestión democrática de los trabajadores y promover el desarrollo comunitario y local.
– La adhesión libre y voluntaria de sus socios, para aportar su trabajo personal y recursos económicos, está condicionada a la existencia de puestos de trabajo.
– Por regla general, el trabajo estará a cargo de sus socios trabajadores y viceversa.
– La relación del socio trabajador con su cooperativa debe ser considerada como distinta a la del trabajo asalariado dependiente convencional y a la del trabajo individual autónomo.
– Su regulación interna se concreta formalmente por medio de regímenes concertados democráticamente y aceptados por los socios trabajadores.

Estas características son las que diferencian las actividades de una cooperativa en comparación con una empresa unipersonal, o tipo de sociedad (S.A; SRL; etc). A la vista de quienes los conocimos, tienen un modo de trabajar como todos los molinos en cuanto a los aspectos técnicos, y administrativos. Con la gran diferencia que todo crecimiento y desarrollo se debe al aporte diario de cada uno de sus socios trabajadores quienes reconocen las ventajas de este sistema y muestran compromiso en su diario trabajar. 

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario