¿Por qué el trigo no es muy usado en ganadería?

Recomendar!

La respuesta está en cómo digieren lo rumiantes, éste tipo de almidón ¿En qué consiste la tasa de digestión del almidón en el rumen?
Tasa de digestión del almidón, almidón rumiantes, almidón ganado bovino, granos dieta bovina, uso de granos en la dieta de los bovinos, almidones en la nutrición bovina, alimentación bovina, nutrición bovina, manejo animal, Contexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia.
El trigo, el sorgo y el maíz son los granos más utilizados en la elaboración de alimentos balanceados para rumiantes. Foto: Sembrando Noticias – VIX -Tercera Versión
Este es el factor más importante a la hora de utilizar granos como suplementos en las dietas de bovinos de alta producción. Entre el trigo, el sorgo y el maíz, conozca cuáles de estos granos se degradan con mayor velocidad, lo que contribuye a una mejor producción.
En el libro “Alimentación de ganado bovino con dietas altas en grano”, elaborado por el mexicano Germán Mendoza, doctor en Nutrición de Rumiantes, entre otros, se detalla por qué es importante tener en cuenta este aspecto a la hora de suministrar alimentos balanceados a los vacunos.
Así pues, mientras que granos con alta tasa de fermentación pueden llevar a problemas de acidosis aunque resultan en mayor eficiencia, los granos de baja tasa tendrán menor eficiencia en el animal. (Lea: La cebada, subproducto energético y proteínico para el ganado)

La tasa de degradación del almidón en rumen depende de las características intrínsecas del almidón y los procesos a los que haya sido sometido el grano. Por ejemplo, el almidón del trigo y la cebada tienen tasas de degradación más rápidas, mientras que el maíz y el sorgo rolado son lentas y el almidón de la papa se ubica en el medio.

Si bien son relativas, estas tasas deben tenerse en cuenta cuando se elaboran las raciones para el ganado de engorda, debido a que los granos como el trigo y la cebada pueden causar problemas severos de acidosis. En este sentido, se recomienda incluir trigo en niveles menores al 25% de la ración.
En cambio, el sorgo tiene menor tasa de degradación y, por lo tanto, menor valor energético. Por eso, varias investigaciones señalan que a mayor tasa, es posible obtener mayores ganancias y mejor eficiencia alimenticia. (Lea: Importancia de los almidones en la nutrición bovina)
Aun así, no solo hay diferencia entre los ingredientes, sino también entre las distintas variedades. Ejemplo de ello se demostró cuando se evaluaron diferentes híbridos comerciales de sorgo, donde se confirmó que en este material, la digestibilidad del almidón ruminal puede ser tan baja como 50% o tan alta como 80%.
De igual manera, el tamaño de partícula del grano afecta la tasa de digestión y la tasa de pasaje, así como la presencia de inhibidores como los taninos, el contenido de amilosa (molécula presente en los almidones), o incluso el incremento de la digestión del almidón.

Asimismo, depende de factores como el forraje, que se usa en el corral de engorde para diluir el contenido de almidón en la ración y para la prevención de acidosis. (Lea: ¿Cómo tener concentrado todo el año para su ganado sin sacrificar el bolsillo?)
Otros aspectos que inciden en esta tasa incluyen el organismo del animal los microorganismos ruminales, el nitrógeno, los minerales y las grasas. Por este motivo, los investigadores advierten que cualquier cambio en la dieta o uso de aditivo debe evaluarse en términos de sus efectos en la tasa de digestión del almidón.

Fuente: http://www.contextoganadero.com/

Autor entrada: admin

Deja un comentario