El éxito final: “Es la sumatoria de pequeños logros parciales a lo largo del proceso”

Recomendar!

Por Carlos Berrueta

En la industria molinera los éxitos y buenos resultados se logran sumando pequeños logros parciales que hacen al resultado final.
Juegan en la obtención de estos logros varios factores. Un punto importante el equipamiento técnico con que cuenta la Empresa… ¿Es suficiente esto? ¡Terminantemente NO! A ese ítem, importante dentro del espectro, hay que acompañarlo con un correcto manejo del mismo, realizando las regulaciones y reglajes adecuados de los equipos para cada circunstancia, variables según un sinnúmero de factores dinámicos en tiempo y forma, que hay que saber identificar e interpretar su repercusión en el resultado final. Ello se logra indudablemente si contamos con un “Capital Humano” convenientemente instruido y capacitado.


Finalidades y Objetivos de la Capacitación
Todo plan de modernización de las empresas debe sustentarse en una alta inversión en recursos humanos. La capacitación sirve para el desarrollo de las capacidades y habilidades del personal. Hoy son los propios colaboradores quienes demandan capacitación en áreas y temas específicos, han asimilado la necesidad de mejorar para incrementar el valor transfiriéndolo a los clientes.
Un desarrollo efectivo de los recursos humanos implica planeamiento, estructuración, educación, capacitación para así brindar conocimientos, destrezas y compromiso en los miembros y personal al máximo y utilizarlos creativamente como una herramienta.
Existen muchas formas de impartir capacitación, desde sugerir lecturas de determinados artículos inherentes al tema, hasta talleres vivenciales, todos los métodos son buenos, por los más eficaces parecen ser aquellos en que la persona identifica y practica los comportamientos de quienes son eficientes y tiene éxito en determinado trabajo.
La capacitación facilita el aprendizaje de comportamientos relacionados con el trabajo, por ello el contenido del programa debe ajustarse al trabajo.
La capacitación hará que el colaborador sea más competente y hábil. Generalmente es más costoso contratar y capacitar nuevo personal que desarrollar las habilidades del personal existente. Además, al utilizar y desarrollar las habilidades del colaborador, la organización entera se vuelve más fuerte, productiva y rentable.


La importancia de la Capacitación
¿Invertir en el Recurso Humano? ¿Para qué? Son preguntas latentes e invaluables todavía de parte de la población y de algún sector empresarial porque piensan en la utilidad y no en la productividad, por eso es bueno recordar que la “educación” no es otra cosa que una inversión.

Vayamos a un ejemplo cotidiano: Cuando un matrimonio matricula a sus hijos en el colegio no está realizando un gasto, sino que está invirtiendo para que años después, sus niños de hoy sean hombres libres y útiles a la sociedad.
La figura se da a la inversa en un hogar que descuida la educación de sus hijos, porque mañana, estos serán una carga para la sociedad, debido a que solamente podrán aportar fuerza física, o probablemente sean marginados con mayores probabilidades de tener que vivir al margen de la ley. La prueba la tenemos a la vista con lo que lamentablemente sucede en nuestro país.

En las empresas sucede igual, la gran motivadora es la CAPACITACIÓN. El colaborador que recibe capacitación siente que la empresa lo estima y por lo tanto, le está asignando un “salario espiritual” y considera que están invirtiendo en su talento para mejorar su rendimiento, la calidad de su trabajo, elevar su productividad y consecuentemente piensa que puede tener posibilidades ciertas de ascender en la estructura de la empresa.
Si bien es cierto que el aumento del ingreso económico es importante para mejorar la calidad de vida, también es cierto que, pasado cierto periodo, la nueva remuneración se diluye en satisfacer ciertas necesidades y nuevamente se requiere un nuevo aumento; en cambio, el “salario espiritual” permite mejorar la calidad humana del hombre, coadyuva a la felicidad de su hogar. Este colaborador será el principal publicista de la empresa porque se sentirá orgulloso de ser un servidor y artífice de su engrandecimiento.
El desarrollo de los Recursos Humanos es central ante el reto tan importante que las empresas enfrentan en este mundo globalizado y competitivo.

Autor entrada: admin

Deja un comentario