Criadero Klein y un merecido reconocimiento en la Fiesta del Trigo

Recomendar!

En el transcurso del Almuerzo Oficial de la 50° Fiesta Provincial del Trigo, se hizo un especial reconocimiento al Criadero Klein, firma que cumple 100 años de actividades y de fundamental importancia para el desarrollo de calidad en los cultivares de trigo, la que fue ganadora de la primera Espiga de Oro en el año 1970, siendo reconocido el ingeniero agrónomo, Enrique Klein.

La distinción la recibió Gustavo Klein, integrante de la familia, quien en un emotivo discurso describió el transcurso de Criadero Klein, desde sus inicios hasta hoy:

“Son 100 años de nuestra historia, una historia que comienza cuando el ingeniero Enrique Klein vio en nuestro país una oportunidad para desarrollarse. A la edad de 23 años viajó a Uruguay, donde conoce a su esposa y compañera de la vida, Amalia Reis. En 1917, comienza su paulatino traslado a la Argentina que era sin dudas su lugar elegido”, indicó.

“El 1° de mayo de 1919, próximo a cumplir 30 años, funda el primer criadero argentino que registra el país. Tuvieron 10 hijos, 57 nietos y muchos bisnietos y tataranietos. Somos sin duda una familia numerosa, hay más de 50 socios dentro de la empresa”, sostuvo.

“Don Enrique dedicó su vida a la investigación y desarrollo de variedades de distintas especies, pero fundamentalmente trigo. Los primeros resultados vinieron por el lado del aumento de regimiento, pero las calidades panaderas no eran satisfactorias para los mercados internos y de exportación. Quedaba claro que había que mejorar la calidad industrial, esta etapa tuvo en él a un autor fundamental, fueron muchos años de trabajo, convicción y perseverancia que dieron resultados extraordinarios”, explicó.

Para nosotros, para el mercado y la industria molinera, Klein es sinónimo de calidad. Con el ingreso paulatino de sus hijos, Federico, Enrique, Walter, Otto, Hugo y Oscar, la empresa continúo desarrollándose, creciendo y diversificando sus actividades”, indicó Klein, al tiempo que agregó que “sus hijas Inés, María Elena, Olga y Berta, en su juventud también pusieron su granito de arena colaborando con sus padres. Llegó el turno de la tercera generación, a la cual pertenezco, para colaborar primero con la segunda y asumir luego toda la responsabilidad de la dirección y gestión de la empresa en la que hoy trabajan miembros de la cuarta generación”.

“El programa de mejoramiento tuvo durante los primeros 95 años como directores técnicos a su fundador y su hijo Oscar, en el año 2001 se incorpora al mismo el ingeniero Néstor Machado, de reconocida trayectoria, comenzando con un proyecto de incorporación de jóvenes ingenieros mejoradores no pertenecientes a la familia, que son los actuales continuadores aportando innovación y creatividad. El ingeniero Federico Corréis es nuestro actual director técnico”, afirmó.

“Durante estos 100 años fueron inscriptas 107 variedades comerciales, se desarrolló un germoplasma como valor excede los límites del país y puede ser usado en cualquier parte del mundo, nuestro criadero fue fundado por un inmigrante alemán en 1919, hoy es una empresa familiar absoluta y orgullosamente argentina”, finalizó su relato.

Fuente: LU 24 Radio Tres Arroyos

Autor entrada: admin

Deja un comentario