Cambios de tendencias. Las Harinas Integrales.

Recomendar!

Cambios de tendencias, lo que antes era un subproducto en la molinería, hoy es valorado por su nutrición.

La harina blanca o también llamada refinada es la que se obtiene a partir de un proceso en el cual se saca la semilla y la cáscara de los granos para molerlos, pero así el cereal pierde la fibra, el hierro y muchas vitaminas B.
En el proceso de refinamiento se pierden muchos nutrientes y sube el índice glucémico que es el encargado de calcular en qué medida los alimentos que contienen carbohidratos elevan la glucosa en la sangre.
Por eso, quienes consumen productos con este tipo de harina en exceso pueden engordar debido a su alto índice glucémico.
La harina refinada genera picos altos de glucosa en la sangre y la persona que habitualmente la consume puede tener ataques de hambre cuando esos picos de azúcar bajan. Sin embargo, esta harina es la más consumida en todo el mundo, es más económica y se conserva durante más tiempo.

Por otro lado está la harina integral, la preferida de los nutricionistas. A diferencia de la refinada conserva todos los nutrientes y propiedades porque se obtiene del grano entero. Por eso, los panes integrales aportan vitamina E, fibra y minerales como potasio, magnesio, hierro y zinc.
Consumir alimentos con harina integral producen más saciedad y no generan picos de insulina, tiene un bajo índice glucémico y su absorción por parte del organismo es más lenta. Se genera de manera regular a lo largo de las horas.La harina integral aporta más energía durante más tiempo. Pero además tiene otra ventajas que son muy beneficiosas para la salud.
Entre ellas se encuentran:

-Los alimentos ricos en fibras, como los que contienen harina integral, reducen los niveles de colesterol, disminuyen el riesgo de padecer problemas del corazón y ataques cardiacos, y ayudan a mejorar el funcionamiento intestinal.
-El hierro se utiliza para llevar oxígeno en la sangre.
-El magnesio ayuda a fortificar los huesos y liberar la energía de los músculos.
-El ácido fólico, otra vitamina B que se encuentra en alimentos integrales, ayuda a que el cuerpo forme los glóbulos rojos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que es importante mantener una dieta saludable y equilibrada para evitar el desarrollo de enfermedades como la diabetes, los accidentes cerebrovasculares, las cardiopatías y el cáncer.

Por su parte, la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) también aconseja el consumo de alimentos en su opción integral como pueden ser legumbres, cereales, vegetales feculentos, panes y pastas.

Fuente:

http://www.elterritorio.com.ar/

Autor entrada: admin

Deja un comentario