Atención MOLINEROS. Las enfermedades que afectarán la calidad en esta campaña:

Recomendar!

Los molinos y molineros nunca están ajenos a las enfermedades que se presentan en los campos, aunque no tengan incidencia en ellas de manera directa, sí es un alerta ver cómo será la calidad de sus trigos de la campaña actual, es por eso que en periódico los molinos les presentamos un resumen de lo más importante a tener en cuenta para la cosecha 2018.
Las enfermedades pueden afectar el contenido de proteína si son de tipo manchas, (como mancha amarilla o mancha de la hoja) como consecuencia de la perdida de rendimiento. Los problemas que encontrarán los molinos al recibir las partidas de granos serán, bajo peso hectolítrico, granos chuzos, granos con carbón si hablamos de Tilletia Caries, etc. Esto afectará tanto las variables de calidad panadera, molinera como industrial. Cambios notables en el alveograma, farinograma y gluten, dejarán en claro las consecuencias de las enfermedades en los granos. De allí la importancia de estar informados y actualizados.

Apareció roya en lotes de trigo
Según un prestigioso estudio agronómico del centro provincial, la plaga todavía se encuentra en un grado “bajo” de incidencia. No obstante, el monitoreo es fundamental.

Las confirmaciones son puntuales y la incidencia aún es baja, pero el estudio publicado por el estudio de la fitopatpóloga Margarita Sillón, recomendó “aumentar la frecuencia de monitoreo, principalmente en cultivares susceptibles, y ante los cambios en condiciones climáticas favorables para el desarrollo de enfermedades”.
Los profesionales también aconsejan realizar el monitoreo en todas las etapas del cultivo. Ante dudas o consultas, enviar muestras al laboratorio más cercano. La foto corresponde a monitoreos realizados por colegas de la Cooperativa San Justo. Y se condice con un alerta lanzado por INTA Pergamino para el norte bonaerense y sur santafesino.
Fuente:
https://www.ellitoral.com/

Primeras alertas para el trigo en Córdoba: vuelve a asomar la sequía y se detectó mancha amarilla

Hay zonas del sur provincial que ya muestran un déficit hídrico fuerte. En el sudeste, la mancha amarilla presenta “alta severidad”, según un técnico del Inta Marcos Juárez.
La campaña triguera, que arrastra buenos indicadores tanto en Córdoba como a nivel nacional, comenzó a encontrar los primeros obstáculos en la provincia mediterránea.
El más importante y que enciende luces amarillas en el agro es el retorno de la sequía: desde fines de mayo que no llueve de manera significativa y eso ha llevado a que ya haya lotes con síntomas de fuerte déficit hídrico.
Según la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), “el centro de la provincia de Córdoba se encuentra con reservas escasas y algunas pequeñas regiones de sequía, siendo de las únicas regiones que ya se encuentran transitando el periodo crítico para déficit hídrico en trigo”.
El mapa que semanalmente elabora esta dependencia oficial muestra que Córdoba es el territorio con peor condición hídrica en la presente campaña: en la mayor parte de la provincia las reservas de agua en el primer metro de suelo son “escasas”.

Esta perspectiva es confirmada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su último informe de estado y condición de cultivos: ubica al nueve por ciento de los lotes trigueros del sur cordobés bajo condición de sequía, y al 30 por ciento con reservas “regulares”. En el centro-norte provincial, el 55 por ciento del territorio tiene reservas regulares.

Enfermedades
La falta de agua fue destacada también por el técnico del Inta Marcos Juárez, Juan Pablo Ioele. “No tenemos la misma campaña que en los años anteriores, cuando las lluvias acompañaron a lo largo de todo el ciclo”, indicó.
De todos modos, advirtió como el problema más grave “una alta severidad de mancha amarilla”.
“Venimos viendo desde hace una semana y media que hay mancha amarilla en casi todos los materiales, principalmente en las hojas basales”, mencionó Ioele.
Además de controlar esta enfermedad, recomendó comenzó a monitorear posibles casos de roya amarilla, que el año pasado tuvo su mayor epidemia en casi un siglo, y que ya se detectó en el centro de Santa Fe y Entre Ríos.
Fuente: http://agrovoz.lavoz.com.ar/

Autor entrada: admin

Deja un comentario